¿Por qué ocurre la infidelidad? ¿Qué hacer?

La cantidad de personas que expresan haber sufrido una infidelidad va en aumento, con ello, muchas preguntas surgen, ¿qué es la infidelidad?, ¿porqué se da?, ¿es normal sentirse muy mal por ello?;

¡Acompáñanos  un momento y aprendamos juntos  acerca de este tema!infidelidad_1_portada_0

 

¿Por qué ocurre la infidelidad?

En la infidelidad intervienen factores como la cultura, las ideas personales y los acuerdos establecidos en pareja.

Una infidelidad surge cuando no se respetan los acuerdos explícitos o implícitos de exclusividad.

Algunas de las razones que las personas reportan, para la infidelidad son:

  • La costumbre: el pasar más tiempo con tu pareja provoca que no te causen las mismas emociones que ocurrían las primeras veces cuando compartían momentos juntos. Con el tiempo las emociones provocadas son más ligeras. Esto no quiere decir que dejes de querer a tu pareja con el tiempo, sino que el trato con ella deja de ser novedoso y se vuelve normal.

 

  • La rutina: Las actividades que se realizan en pareja a veces terminan por llevarse a cabo con una frecuencia específica, en los mismos lugares y de la misma manera, por lo que dejan de disfrutarse como sucedió la primera ocasión.

 

  • Cambios en la apariencia física: Algunas personas llegan a descuidar su aspecto físico con el tiempo, suben o bajan de peso, no se arreglan o no se bañan, por ejemplo, sin temor a disgustar a su pareja, en algunos casos esto perjudica la relación.

 

  • Formar una vida en pareja: cuando hay que hacer las tareas del hogar, las diversas responsabilidades; el tiempo que se comparte en pareja disminuye y cambia la forma de ver la relación.

 

  • Problemas en la intimidad: Cuando la intimidad se ve afectada, por falta de tiempo, rutina, o a causa de obligaciones; comienza un distanciamiento entre la pareja (esto ocurre cuando se ha decidido de forma conjunta establecer relaciones sexuales).

¿Qué hacer en caso de infidelidad?

infidelidad

 

Si sufrimos una infidelidad es normal sentirnos: tristes, enojados, abandonados, solos, y sin saber cómo reaccionar ni que hacer, etc., un mal manejo de estos puede traer como consecuencia problemas emocionales graves.

Tanto si cometimos infidelidad ola sifrimos, podemos llegar a sentirnos culpables, arrepentidos, tristes, o enojados, incluso en ocasiones, algunas personas son indiferentes ante sus acciones.

Debemos regular adecuadamente nuestras emociones, es bueno desahogarnos, pero esto no debe comenzar a afectarnos más de lo debido.

Cuando se presenta una infidelidad lo mejor es siempre desahogarnos en la forma que personalmente consideremos mejor, pero siempre teniendo en mente, que no debemos hacernos daño, ni dañar a otros, ni actuar de forma impulsiva, pues las emociones se encuentran desbordadas, es mejor calmarnos un pocos antes de pasar a la acción.

Es mejor sobrellevar este tipo de situaciones junto a un profesional de la salud cuando  la infidelidad no solo te afecta sentimentalmente si no que influye en otros aspectos de tu vida.

Es muy importante mantener una buena comunicación en pareja. Hablar con tu pareja sobre lo que sientes, lo que te gusta y lo que no, de los cambios que sucedan con el tiempo y cómo los perciben, así mismo, hablar de conformidades e inconformidades y saber expresarte con tu pareja ayudará a que ambos se conozcan más y se sientan más cómodos con su relación.

Siempre  que se decida conversar debe existir el respeto y la tolerancia, la finalidad de la comunicación es evitar futuros problemas y resolver los disgustos,  la clave de un buen funcionamiento en pareja es que ambos se sientan a gusto con los acuerdos que establecieron juntos.

“Recordemos siempre que antes de amar a otra persona hay que amarnos a nosotros mismos, solo así podremos entregar nuestro afecto, con quien decidamos estar, ella, él, es diferente a mí, no le pertenezco ni él o ella a mi pero podemos estar juntos, porque nos entendemos, nos sentimos, nos escuchamos, nos amamos… porque nos respetamos y podemos combatir el dolor entre nosotros,  porque somos una pareja.”

-AMR.

Dejar un comentario